Con el avance de la tecnología, vivimos día a día distintos tipos de necesidades que como usuarios queremos que las empresas cubran. Si eres parte de internet, entonces tendrás tu propia página web, que habrás creado con el fin de brindar a tus usuarios la mejor información y la posibilidad de vender servicios. Si hoy en día no tienes una responsive web, te estás perdiendo de la posibilidad de llegar a mayor cantidad de personas además de utilizarlo como herramienta de posicionamiento.

Qué es una responsive web

Cuando navegamos, lo hacemos a través de distintas plataformas como puede ser un ordenador en casa, una Tablet o un teléfono móvil. Cuando la web se adapta a estos tipos de entornos y permite que el usuario navegue con facilidad, quiere decir que es una responsive web. En los casos en que ingresas a una web y te encuentras con dificultad para ver toda la información o chequearla, entonces será una web que no se adapte a estas plataformas y por lo tanto, una web algo antigua.

Un diseño web responsive permite que la página web se pueda adaptar al tipo de pantalla en la que se está visualizando con todas sus funciones.

Ventajas de tener una responsive web

 

  • -Ayuda a tener mayor facilidad en la lectura y usabilidad de los usuarios cuando la realizan en distintos tipos de dispositivos móviles lo que hace entonces que incremente la cantidad de usuarios que te visitan desde tablets u móviles.
  • -Para Google resulta un factor importante en el posicionamiento web.
  • -Tanto los Facebook Ads y Google AdWords funcionan en webs que sean responsives por lo que si los quieres tener en tu empresa, lo mejor es que cambies tu web a un diseño responsive.

Con todo lo anterior queda claro que no tener una web con estas características podría llegar a afectarnos demasiado, por lo que la recomendación es poder tener un diseño responsive web lo antes posible para no perderse la posibilidad de que nos vean en distintos dispositivos y aprovechar también el posicionamiento web