Cuando finalmente has tomado la decisión de realizar tu página web, hay muchas dudas que aparecen. Una de las más frecuentes es el hecho de qué es lo que debemos pedirle a un diseñador web.

En nuestra experiencia, hay algunas cuestiones básicas que van más allá del hecho de saber o no saber sobre diseño web y que en parte te ayudarán a determinar distintas cuestiones propias.

 

  • -Precio: ¿Cuál es el precio de la web que te van a crear? Lo ideal es pedir un presupuesto antes de hacer cualquier cosa. Es la única forma de tener en claro qué inversión debemos hacer en este caso para poder llegar a esa web. En ocasiones queremos un tipo de web pero nuestro presupuesto es menor, por lo que tendremos que conformarnos con una web con menores características y después pasar a esa web que deseamos.

 

  • -Tiempo: El tiempo en el que estará lista una web es algo que siempre influye y dependerá de qué tan compleja sea. Que te brinden un tiempo estimado es algo interesante ya que te permitirá organizar con el resto de cuestiones alrededor de tu negocio.

 

  • -Compensaciones: En algunos casos, existen retrasos que tienen que ver con el propio diseñador o la empresa. Es bueno que en el contrato quede establecido el tipo de compensación en caso de que exista esto.

 

  • -Tipo de web: ¿Cómo va a ser la web? ¿Es una web responsive? Aunque no tengas conocimientos técnicos, es fundamental que conozcas cómo va a ser tu web y que pueda reflejar el espíritu de tu empresa antes de que empiecen a trabajar con ella.

 

  • -Posicionamiento: ¿El precio del presupuesto incluye Google Adwords? ¿Cómo será el posicionamiento? En ocasiones esto se maneja como algo aparte, pero debes de conocer las herramientas que se te incluyen en el posicionamiento porque tal vez necesites de alguna otra en ello.

 

  • -Gestión de la web: ¿Podré gestionar la web yo mismo? Que te realicen una clase práctica sobre cómo puedes gestionar tú mismo la web es fundamental ya que te permitirá ser independiente y cambiar lo que consideres en cuanto al contenido. Esto es especialmente importante en el caso de que tengas una tienda online.

 

  • -Hosting y dominio: ¿Van incluido en el precio? ¿Durante cuánto tiempo?

 

  • -Mantenimiento: ¿Qué mantenimiento viene incluido en la web? Piensa que si hay algún tipo de problema en la web debes de poder actuar lo antes posible, por lo que saber si se te incluye un mantenimiento es fundamental para conseguir que tu web esté activa en todo momento.