Consiste en dar de alta una página web en los buscadores y, una vez indexada, reemplazarla por otra.