Una técnica que consiste en crear múltiples páginas web similares (cada una adaptada y optimizada para un buscador diferente) que sirven como portal de entrada para los diferentes buscadores y que todas conlleven a la misma página principal sea por el re-direccionamiento u otras técnicas. Esta práctica es considerada «spamming» por los buscadores y es causa para la penalización de un sitio web; pues son creadas exclusivamente para engañar a los buscadores en vez de para el uso de los humanos navegando el internet.