Una manera simplificada para enviarle información a los motores de búsqueda en un formato que pueda ser leído por los robots de búsqueda. Normalmente se utiliza en una campaña de inclusión pagada (pay for inclusion) para lograr que un buscador indexe páginas que utilizan tecnología avanzada como Flash o páginas que están compuestas en su mayor parte por gráficos, video, o audio. Pues estas páginas no son muy compatibles con los sistemas de clasificación que utilizan los buscadores y un XML feed facilita el trabajo.